28 diciembre 2014

Cerrando el 2014



Si bien este 2014 ha sido en lo personal un año para olvidar, en lo literario ha resultado bastante fructífero.

En abril Kelonia Editorial publicó mi antología de relatos Oscuralia. En este enlace podéis ver un listado de reseñas del libro.

También Kelonia ha reeditado en formato digital uno de mis libros Esa bella melodía, que fue publicado en primer lugar por 23escalones en el año 2010. Se trata de una antología de microrrelatos que también recibió excelentes críticas en su momento.

Respecto a mi producción de relatos, este año ha sido más escasa (los relatos de Oscuralia aunque han sido publicados este año fueron escritos en años anteriores). Tan solo he escrito dos relatos: Parisinos, que quedó en segundo lugar en el certamen de relatos "La ciudad soñada" de Ontinyent, y Crueldad intolerable, que acaba de ser seleccionado para su aparición en la antología Devoradores de almas, de La pastilla roja ediciones.


¿Qué espero del 2015? Ahora mismo tengo una novela que he terminado de escribir y revisar. Mañana la enviaré a varias editoriales. Espero que guste y que a finales del 2015 alguna editorial decida publicarla. Además he terminado hace nada la redacción de Revelación, un juego de rol co-escrito con mi buen amigo Andrés Díaz. Después de las pruebas de juego que hice durante las jornadas Castilla y Dragón (podeís ver fotos aquí), he quedado muy contento con la recepción que ha tenido. El viernes envié el manual a varias editoriales especializadas. De nuevo espero que alguna haga una valoración positiva y decida publicarla.

Respecto a los proyectos en marcha, tengo una novela entre manos, que espero terminar más o menos en marzo. También sigo ampliando el mundo de Revelación junto con Andrés y escribiré un par de relatos, igual que he hecho este año.

Por lo demás tengo el firme propósito de que el 2015 no sea un año para la tristeza. No es poco.


1 comentario:

Lo Lo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.